Posted on: 17/07/2021 Posted by: Andres Comments: 0
Eslabon rápido cadena MTB

¿Estás pensando en practicar enduro MTB? Espera, lee primero las miserias que nadie te cuenta por las que pasamos los endureros y luego decide.

10 miserias de un endurero novato

Pero antes de seguir leyendo activa el modo humor porque como dice el refrán, sarna con gusto no pica.

Heridas, moratones y lesiones

Ya llevo algo más de un año practicando enduro, y durante este tiempo he tenido más magulladuras y moratones que los últimos 5 o 10 años juntos. Y es que las caídas, las ramas traicioneras en medio de los senderos o los pedales cuando empujamos la bici dejarán huella en nuestro cuerpo.

Así que aprovecho para darte un consejo: lleva protecciones. Recuerda que ya hemos hablado sobre las protecciones básicas recomendadas y también de protecciones avanzadas para practicar enduro MTB.

Frío y Calor

Hacerte endurero es hacerte un máster en climatología, estarás atento al clima que hará el sábado desde el lunes previo, y lo consultarás cumpulsivamente en varias webs diferentes. Aun así la mitad de las veces no acertarás, así que asume que la batalla contra el clima está perdida antes de empezar, cojas la equipación que cojas pasarás frío, calor, o incluso acabarás empapado.

Limpiar nuestras bicis, un trabajo sin fin

Recuerdo cuando comenzaba en este deporte y me comentaban lo limpia que llevaba la bici siempre. Para mi era algo «normal», había leído que una buena limpieza formaba parte del mantenimiento, pues una bici limpia y lubricada es la mejor forma de localizar averías de forma temprana y de evitar ruidos indeseados.

Esos comentarios no duraron mucho tiempo, la bici queda hecha un cristo cada vez que sales a endurear, y si lo haces tres o cuatro veces por semana acabas aburrido de tanto frotar. Ni el mismísimo señor Miyagi y Daniel San tenían tanta práctica con su dar cera, pulir cera.

El ruido escondido

Gastarás mucho tiempo intentando averiguar de dónde viene ese maldito ruido tan molesto. ¿Es de la parte delantera o trasera?, ¿o quizás es el pedalier? Lo curioso es que ese ruido es como la energía, ni se crea ni se destruye, tan solo se transforma, así que cuando lo localizas y realizas la tarea de mantenimiento correspondiente, el c**brón, reaparece ligeramente cambiado.

El taller: el lugar más visitado

Si no eres un poco manitas o si no tienes mucho tiempo libre, pasarás semana si y semana también llevando la bici al mecánico. Cuando no es un cambio desajustado por un golpe es un purgado de frenos, o cambiar una cubierta, o rellenar el líquido tubeless, o enderezar la llanta, o cambiar una cadena o cualquier otra avería del día a día. El caso es que acabarás hablando más con el mecánico que con tu propia familia, y aún así, en la salida del fin de semana existirá algo que no funcionará de forma óptima.

Realidad versus media

A medida que practicas, adquieres experiencia y mejoras tu técnica, irás superando obstáculos cada vez más difíciles. En muchas ocasiones estarás orgulloso del obstáculo que superaste, hasta que te ves en el video, lo que para ti era un cortado enorme resulta que en el video parece un pequeño escalón que cualquier niño de 5 años sería capaz de superar. Y para muestra, un botón, que desmotivación!

Mantener el peso

A medida que cumples años, cada vez es más sacrificado mantenerte en un peso adecuado, y necesitarás estarlo si no quieres que en las subidas te lleven con el gancho y completamente asfixiado y fuera de punto. Si practicas cualquier modalidad de ciclismo entrarás en una lucha constante contra la báscula.

Mantener tu cuenta corriente

Esta batalla es más complicada incluso que la del peso: mantener tu cuenta corriente. Además de las reparaciones, hay accesorios para ti o para la bici, componentes nuevos, bicicletas o simplemente caprichos que no te lo van a poner nada fácil. Las tentaciones son muchas, así que tendrás que ponerle una buena dosis de fuerza de voluntad para no caer en ellas.

Por cierto, aquí puedes ver cuánto cuesta practicar enduro.

Moreno tipo albañil

Cuando practicas cualquier modalidad de ciclismo pasas a formar parte del selecto club de personas con un bronceado a rayas. Afortunadamente las marcas de los endureros son menos marcadas que las de otras modalidades como el ciclismo de carretera, pero aun así serás fácilmente reconocible en la playa.

Un paladar muy desarrollado

A medida que aumenta tu experiencia montando en bici también irá mejorando tu paladar hasta el punto de convertirte en un excelente catador de proteínas. Tras unos años de práctica serás capaz de conocer la especie, la edad, el género e incluso de de qué se alimentaba el insecto que te acabas de tragar.

¿Y tú que opinas?

Estas son mis 10 miserias, ¿por qué otras miserias pasas tú? Cuéntanoslo en los comentarios. Y si estás buscando motivos para no practicar enduro aquí tienes otros 5 motivos por los que NO deberías practicarlo, pero como contrapartida también te dejo 9 Beneficios de practicar enduro MTB.

Si te ha gustado

Esperamos que te haya gustado y te haya resultado útil, y si ha sido así cualquiera de las siguientes acciones nos ayudan a seguir adelante:

Leave a Comment