Posted on: 31/10/2022 Posted by: Andres Comments: 0
Entrenar MTB por la noche

Se acerca el invierno y con él los días más cortos y el cambio horario, algo que nos dificulta mucho los entrenamientos a los ciclistas.

Las nuevas condiciones de luz y clima harán que muchos de nosotros tengamos que entrenar por la noche, con todo lo que ello conlleva. Vamos a ver algunas opciones que harán que te mantengas en plena forma sin morir de aburrimiento en el intento.

Inconvenientes de entrenar MTB por la noche

Entrenar por la noche implica ciertas complicaciones que no tenemos cuando lo hacemos por el día. La primera y más evidente es la falta de luz y visibilidad, pero hay más:

  • La probabilidad de entrenar con amigos se reduce bastante, pues mucha gente suele ser reacia a pedalear a estas horas.
  • No pasa nadie por los caminos por dónde solemos rodar, algo que puede suponer un riesgo en caso de caída.
  • Si sufres alguna incidencia técnica que no puedas arreglar lejos de carreteras transitables, será más difícil recibir asistencia de algún amigo o familiar.
  • Por norma general al caer la noche hace más frío.

Y entrenar en estas condiciones es más sacrificado y no todos tienen la fuerza de voluntad o la motivación suficiente para hacerlo. Así que vamos a ver algunos consejos para entrenar MTB por la noche.

Consejos para entrenar MTB por la noche

Es tiempo de rodillo

Si, ya sé que he dicho MTB, pero no solo de senderos vive el hombre, y es que hay momentos en los que podremos salir a pedalear y momentos en los que tendremos que buscar alternativas, y el rodillo es una magnífica opción: no tienes que salir de casa, no se tarda nada en preparar el «chiringuito» y puedes tener uno por muy poco dinero.

Si tienes ganas de probarlo pero todavía no sabes mucho sobre este artilugio, aquí tienes algunos consejos para hacer rodillo sobre la bici.

Aprovecha para mejorar habilidades específicas

El MTB es un deporte muy completo en el que necesitas una forma física que va mucho más allá de tan solo dar pedales. Así que los momentos en los que no podemos salir al monte son perfectos para mejorar en esas otras áreas que muchos de nosotros solemos dejar olvidadas.

Trabaja la fuerza

El MTB es un deporte muy exigente físicamente, y no hablamos solo de las piernas, hablamos de todo el cuerpo. Además, cuanto más agresiva es la disciplina, mayor es la exigencia. Prueba de ello son los entrenamientos de los profesionales, dónde dedican un porcentaje muy alto del tiempo a entrenar la fuerza.

Trabaja la técnica

Imprescindible para superar muchos de los obstáculos con los que nos encontramos en el camino. Cuanto mejor sea tu técnica, menos veces tendrás que bajarte de la bici y más disfrutarás de ella.

En este artículo te proponemos 5 habilidades básicas que puedes empezar a practicar.

Trabaja el equilibrio

El equilibrio es una habilidad de suma importancia en en el MTB y es muy recomendable entrenarlo. Afortunadamente podemos hacerlo tanto cuando hacemos ejercicios de fuerza (con entrenamientos funcionales) como cuando entrenamos la técnica sobre la bicicleta, así que mi recomendación es que lo incluyas en tus planes de entrenamiento.

Prueba otros deportes

Otra magnífica forma de mantener e incluso mejorar la forma física es practicar otros deportes. Y aquí tienes tantas opciones como deportes se te ocurran, no hay deporte malo, aunque es cierto que algunos serán mucho más beneficiosos que otros.

Algunos ejemplos pueden ser: carrera, natación, crossfit, padel, tenis, fútbol, baloncesto, boxeo …

Prueba con la carretera

Hacer carretera es otra muy buena opción cuando no tenemos luz. Personalmente intento buscar carreteras no muy transitadas, bien iluminadas y que no estén muy alejadas del núcleo urbano. Es bastante difícil encontrar carreteras que cumplan todos los requisitos, así que casi siempre acabo dando vueltas a algún pequeño circuito.

Ve al monte con tu MTB

Salir a pedalear con tu MTB es una opción perfectamente válida, pero deberás extremar las precauciones y adoptar una serie de hábitos para evitar complicaciones innecesarias. Algunas de ellas son:

Lleva luces

Este consejo es bastante obvio pero no por ello vamos a dejar de mencionarlo. Luz delantera para ver y trasera para ser visto. Asegúrate de que estén bien cargadas y de que su batería dure mucho más de lo que dura tu ruta, uno nunca sabe cuando ni desde dónde tendrá que volverse andando.

Informa sobre dónde sales a entrenar

Indica a algún familiar cercano o amigo qué ruta harás y cuanto tiempo aproximado te llevará. En caso de cualquier incidente será más fácil encontrarte. Si quieres ir más allá puede ser interesante compartir ubicación mediante WhatsApp o Strava.

Lleva siempre el móvil

El móvil es imprescindible. Te puede servir para llamar y pedir ayuda, para orientarte, para hacer de linterna, etc. Asegúrate de que tiene batería suficiente antes de salir.

Evita los caminos menos transitados

Es más que probable que por la noche no te encuentres a nadie en el monte, pero en caso de sufrir un accidente, es mejor tenerlo en un camino dónde a la mañana siguiente pase alguien que pueda echarte una mano.

Lleva ropa que favorezca la visibilidad

Si pedaleas por la noche es muy importante ser visto, esto reducirá el riesgo de ser alcanzado por otro usuario de la vía así como facilitará localizarte en caso de accidente.

¿Y tú tienes algún otro consejo para entrenar MTB por la noche?

Si tienes algún consejo que no esté en la lista y que pueda servir a otros riders para entrenar por la noche, déjalo en la caja de comentarios, todos lo agradeceremos!

Si te ha gustado

Esperamos que te haya gustado y te haya resultado útil, y si ha sido así cualquiera de las siguientes acciones nos ayudan a seguir adelante:

Leave a Comment