Posted on: 19/10/2020 Posted by: Andres Comments: 2
Obstáculos complicados, Santa Cruz Bicycles

Cuando practicamos enduro u otra modalidad de MTB nos encontramos en muchas ocasiones con zonas técnicas que no vemos nada claras y que no nos atrevemos a atacar.

En esta entrada vamos a ver cinco sencillos pasos a seguir para afrontar este tipo de zonas con seguridad y con un poco de suerte y persistencia superarlas.

Pasos a seguir para superar zonas técnicas complicadas

1. Evalúa el obstáculo

El primer paso será evaluar el obstáculo, todos tenemos en nuestra cabeza a riders buenísimos pasando por zonas súper complicadas como quien rueda en un velódromo. Pues bien, lo más probable es que ese rider haya invertido el tiempo necesario en analizar cómo superarlo.

Así que bájate de la bici, analiza la situación detenidamente y decide cuál es la mejor línea y técnica para superar el obstáculo.

2. Déjate aconsejar

Si vas acompañado por riders más experimentados déjate aconsejar, pregúntales, mira cómo lo hacen e intenta imitar sus trazadas. Siguiendo sus conssejos aprenderás más y más rápido.

3. Visualiza y simula

Ya sabes lo que tienes que hacer, es hora de visualizarlo en tu cabeza y simular el ataque del obstáculo. Aléjate hasta que puedas llegar en condiciones óptimas con la bici y acércate a una velocidad con la que estés seguro de poder parar antes de lanzarte. El objetivo es tener muy claro la línea que queremos tomar, el ángulo de ataque, la velocidad y el nivel de respeto hacia ese obstáculo.

4. Si no estás seguro no lo hagas

Cuando simulas el ataque del obstáculo pueden pasar tres cosas:

  • Que lo veas claro y te lances a intentarlo.
  • Que no lo veas tan claro pero al evaluar los riesgos consideres que puedes intentarlo con seguridad.
  • Que no lo veas claro y consideres que te falta nivel o que estás poniendo en juego tu seguridad.

Si tu situación es la tercera lo mejor es dejarlo por esta vez, seguir ganando experiencia e intentarlo dentro de un tiempo, quizás entonces lo re resulte más sencillo.

También puedes intentar detectar si no has podido superarlo porque no controlas alguna técnica en particular. Si ese es el caso ya sabes lo que tienes que mejorar antes de volver a intentarlo.

5. Inténtalo cuantas veces sea necesario

Un obstáculo no tenemos por qué superarlo a la primera, así que sigue intentándolo tantas veces como sea necesario hasta lograr superarlo, hasta que te canses de intentarlo o hasta que tengas que seguir la ruta. Consigas o no superarlo cada intento suma en tu experiencia experiencia acumulada como rider.

Cuando por fin lo consigas

La perseverancia suele dar sus frutos y conseguir superar una zona que antes se nos atragantaba nos aportará una sensación de muchísima satisfacción. Además, una vez que ya lo has conseguido verás como a partir de ese momento verás el obstáculo de otra forma, y como la práctica lleva a la perfección, cuantas más veces te enfrentes a ese obstáculo mejor lo superarás.

El método rápido (no recomendable)

Existe un método rápido que no te recomiendo para nada pero que seguro que has experimentado en alguna ocasión. Cuando ruedas detrás de riders mucho más experimentado y te dan opción a seguir sus ruedas, simplemente vas calcando sus trazadas. Esto hace que en ocasiones nos aventuremos en obstáculos que de otra forma no nos atreveríamos a afrontar, y no por consciencia o valentía, sino más bien por desconocimiento. Es un método que no te recomiendo por precaución, pero en multitud de ocasiones me ha funcionado muy bien.

Si te ha gustado

Esperamos que te haya gustado y te haya resultado útil, y si ha sido así cualquiera de las siguientes acciones nos ayudan a seguir adelante:

2 People reacted on this

Leave a Comment