Posted on: 22/03/2022 Posted by: Andres Comments: 0
Cómo limpiar una e-bike

La limpieza es una parte fundamental del mantenimiento de cualquier bicicleta y para las ebikes no iba a ser menos. Te damos 10 consejos para limpiarla con total seguridad.

11 consejos para limpiar tu e-bike

Con permiso de los cambios electrónicos, la principal diferencia entre una e-bike y una bici muscular es la presencia de componentes electrónicos. Estos componentes están localizados en el motor, la batería y el mando o display. Así que debemos tener especial precaución a la hora de limpiarla.

Para ello compartimos contigo 11 consejos que estamos convencidos que te serán de gran utilidad.

1. Apaga la e-bike

Parece algo obvio pero no por ello podemos dejar de mencionarlo. Si limpiamos la e-bike con el motor encendido podemos llegar a hacernos mucho daño. Cualquier actuación que hagamos sobre las bielas con el motor encendido, puede convertirse en una respuesta brusca tanto de las bielas como de la rueda trasera. Así que es muy importante: apaga el motor para limpiar tu e-bike.

2. Hazlo tan a menudo como puedas

Una pregunta muy recurrente es ¿cada cuánto tiempo tengo que limpiar mi e-bike? La respuesta es la misma que para una bici muscular: tras cada salida. Esto no significa que te conviertas en un esclavo de tu bici. Hay salidas y salidas, y por lo tanto hay limpiezas y limpiezas. En función de la suciedad de la bici, una limpieza rápida será suficiente.

3. Qué limpiar cuando no tienes tiempo

Existen tres elementos para los que la limpieza es parte fundamental de su mantenimiento. Es decir, que para que funcionen correctamente y nos duren mucho tiempo tendremos que limpiarlos tras cada salida, sin excusas. Estos elementos son:

  • La transmisión. Aprovecho para recomendarte el artículo Mantenimiento de la cadena en MTB.
  • Las barras de la horquilla y del amortiguador con sus respectivos guardapolvos.
  • La barra y los guardapolvos de la tija telescópica.

4. Evita el agua si no es 100% necesario

En muchas ocasiones unos paños húmedos y secos son más que suficiente para limpiar nuestra e-bike. Si este es el caso, te recomiendo que utilices esta técnica.

La gran mayoría de las e-bikes están preparadas para soportar cierta cantidad de agua sin ningún tipo de problema. Pero el nivel de protección al agua puede variar de unos modelos a otros. Esta resistencia viene dada por su grado de protección IP. Este grado nos indica su tolerancia al agua y al polvo.

Es habitual que el índice de protección IP de nuestra e-bike nos permita limpiarla con agua. Así que en este punto es muy probable que te estés preguntado ¿por qué es recomendable evitar limpiarlas con agua entonces? La respuesta a esta pregunta es muy sencilla. Si bien el grado de protección IP es 100% fiable cuando la e-bike es nueva, las cargas a las que está sometida durante el uso son muy grandes y pueden provocar cierta holgura en algunos elementos diseñados para impedir el paso del agua, comprometiendo así la estanqueidad de los componentes electrónicos.

Échale un vistazo a este video de Ebike Guadarrama en el que Paco te enseña algunas consecuencias que tiene el agua en los motores de las e-bikes.

5. Prohibida el agua a presión

No es recomendable limpiar con agua a presión ni si quiera las bicicletas musculares, así que imagínate las e-bikes. Pongamos un ejemplo de un motor Bosch CX Performance Line, con protección IP 54. Este motor está protegido contra lluvia fina y proyecciones de agua, pero no contra chorros de agua. Así que debemos evitar limpiarlo con agua a presión.

6. ¿Batería puesta o quitada?

Limpiar e-bike, batería puesta o quitada

La mayoría de los fabricantes que he consultado recomiendan limpiar la e-bike con la batería quietada y una vez que el conjunto está limpio y seco volver a colocarla. Aquí tienes enlaces a algunos de los fabricantes que lo recomiendan: Giant, Trek o Canyon. Otros expertos en la materia recomiendan hacerlo con la batería puesta y dejar para una segunda etapa la limpieza de la batería y los conectores.

Lo más sensato es informarte y seguir las recomendaciones que comparte el fabricante de tu bici.

7. Cubre el mando y el display

La parte más vulnerable al agua de tu e-bike es posiblemente el mando o el display de control. Eso no significa que no pueda mojarse, pero si que es recomendable tener un especial cuidado.

Si es extraíble y puedes quitarlo para limpiar la e-bike, mejor. En caso contrario cubriremos estos componentes con alguna bolsa o tela que eviten que el agua proyectada y el exceso de agua incidan directamente sobre éstos. El film transparente que utilizamos en la cocina es ideal.

Para su limpieza utilizaremos un paño ligeramente húmedo con productos específicos para ebikes que puedan ser utilizados en las zonas con componentes electrónicos.

8. ¿Limpiar la batería?

Si, en las e-bikes con batería extraíble es recomendable limpiarla cuando sea necesario. La ventaja es que si bien el mando es el componente menos resistente al agua, la batería es todo lo contrario, es el componente más resistente a ésta.

Para limpiarla la sacaremos de la bici y utilizaremos un paño ligeramente húmedo. Para la zona de los conectores, en caso de que esté sucia, utilizaremos un producto específico para ello. Haremos lo mismo en el compartimento dónde se aloja la batería.

Y si limpiar la batería es importante, es mucho más importante aún asegurarse de que está 100% seca antes de volver a colocarla, no te olvides de este detalle o puedes liarla parda pollito.

9. Utiliza productos específicos

Existen un sin fin de productos específicos para la limpieza de las bicicletas. Estos productos han sido diseñados para no dañar: la pintura, las fibras, los metales, etc. Elegir un producto específico y de calidad es sinónimo de que tu bici permanecerá en mejor estado durante más tiempo.

Esto no quiere decir que no puedas limpiar la bici con otros productos. ¿Quién no ha limpiado la suya con detergentes para la vajillas? No obstante, debes tener en cuenta que estos productos han sido desarrollados para otro tipo de propósitos, así que es posible que no limpien tan bien, que no cuiden tu bici tan bien o ambas cosas a la vez.

10. No le des la vuelta para limpiarla

Las bicicletas están preparadas para evacuar el agua cuando están en su posición habitual. Prueba de ello es que muchas bicis tienen un agujero para evacuar el agua debajo del eje del pedalier. En las e-bikes pasa exactamente igual y también disponen de orificio de evacuación de agua bajo el motor.

Si por algún motivo no puedes acceder bien a limpiar a alguna zona, utiliza un caballete, pero no le des la vuelta a la bici.

11. El secado es parte de la limpieza

Ya lo hemos dicho haciendo referencia a la batería, pero realmente aplica a todo el conjunto si limpiar la e-bike es importante, el secado es igual de importante. Un buen secado evitará que el agua penetre en componentes electrónicos o mecánicos, o incluso la oxidación de algunos tornillos.

Disclaimer

Todos los consejos que compartimos en este artículo son recomendaciones provenientes de fabricantes o de expertos en la materia. Nos hemos asegurado de que funcionan en la mayoría de los casos. No obstante, la principal recomendación es que revises las recomendaciones del fabricante de tu e-bike y que utilices el sentido común.

Si te ha gustado

Esperamos que te haya gustado y te haya resultado útil, y si ha sido así cualquiera de las siguientes acciones nos ayudan a seguir adelante:

Leave a Comment