Remolcando bicis con Trax Flex y Trax Pro

Remolque de bicis Trax Flex y Trax Pro

Los dispositivos Trax Flex y Trax Pro están diseñados para disfrutar más de la bicicleta. Hemos tenido la oportunidad de probarlos y te contamos qué tal van.

Si echo la vista atrás y pienso en los mejores momentos que he pasado sobre la bici, todos ellos han sido en compañía. Además, aprecio especialmente los que comparto con la familia: con mis peques, esposa o hermano. Pero en muchas ocasiones, cuando salgo con los peques, las rutas se ven muy limitadas tanto por la distancia como por el desnivel.

Pues bien, los remolque de marca Trax son perfectos para disfrutar más de estos momentos.

Los Gadgets

Trax dispone de tres modelos de remolques: el Pro, el Flex y el MTB. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar el Trax Pro y el Trax Flex, os contamos nuestras impresiones.

Trax Flex

Remolque de bicicletas, Trax Flex

El remolque Trax Flex es, en resumidas cuentas, una cuerda elástica preparada para remolcar. A priori no me llamaba nada la atención, pero en la práctica ha sido el sistema que más he utilizado, pues es ligero y súper práctico de transportar. Puedes llevarlo en cualquier riñonera, mochila o incluso en un bolsillo. Así que viene conmigo en casi todas las salidas, aunque no prevea de utilizarlo.

El Trax Flex mide aproximadamente 1 metro cuando no está en tensión y se estira hasta los 2,5 metros cuando empezamos a remolcar. Pesa tan solo 50 gramos y es capaz de remolcar hasta 200 kilogramos a una velocidad máxima recomendada de 10 kilómetros por hora.

Tienes más información sobre Trax Flex en su página web.

Trax Pro

Remolque de bicicletas, Trax Pro

El Trax Pro es un sistema más refinado, compuesto de una carcasa de plástico con una cuerda retráctil de 2,2 metros en su interior. Puedes instalarlo en la bicicleta y olvidarte de él hasta que lo necesites. No obstante, ponerlo y quitarlo es sencillo, rápido y no son necesarias herramientas, de forma que también puedes optar por colocarlo únicamente cuando lo vayas a utilizar.

El sistema se puede instalar bajo el sillín o en la tija de quien remolca. Otra opción es instalarlo en la potencia de la bicicleta que es remolcada, ofreciendo así múltiples opciones para distintos casos de uso.

Puedes ampliar toda la información en la página web de Trax.

Trax Flex vs Trax Pro

Y como nos encantan los datos y las comparativas, a continuación teines una pequeña tabla dónde comparamos los dos modelos, de forma que puedas averiguar cuál se adapta mejor a tus circunstancias.

Trax FlexTrax Pro
Peso50 gr.130 gr.
Precio29,95€49,95€
Longitud2,5 m.2,2 m.
Velocidad máxima recomendada10 km/h10 km/h
Carga máxima200 kg.120 kg.
Enganche sin pararNoSi
Recomendado uso esporádicoSiSi
Recomendado uso habitualNoSi

En la práctica

Los dos modelos forman ya parte habitual de mi equipo, y es que cuando eres padre de dos peques de menos de 10 años y quieres disfrutar con ellos de la bicicleta, estos gadgets son casi imprescindibles. Esta dependencia se ve aún más marcada debido al entorno en el que vivo, pues si bien existen zonas llanas para pedalear, para llegar a ellas (o volver) tenemos que afrontar pendientes muy pronunciadas, de esas para las que los enanos todavía no están preparados. Así que desde que uso los remolques Trax, podemos pegarnos rutones de 10 kilómetros sin tener que empujar la bici 20 minutos a la vuelta.

Y si tienes más de un peque en casa no tendrás ningún problema. Yo tengo dos y «hacemos trenecito», en mi bici llevo el Trax Pro remolcando al primero de ellos, y éste lleva el Trax Flex remolcando al segundo, y subimos las pendientes más pronunciadas sin ningún tipo de problema.

Pero además de utilizar estos dispositivos con los peques también puedes utilizarlos con los colegas. Es especialmente útil en modalidades como el enduro cuando se juntan riders con e-bikes y riders con bicis musculares. En estos casos, remolcar a las musculares para poder hacer más bajadas en el mismo tiempo es una opción muy interesante.

Existe más casos de uso, cómo remolcar a un compañero averiado o salir de ruta con alguien no está muy habituado a montar en bicicleta. Yo solo le he dado los dos usos que os he comentado, pero seguro que a ti se te ocurren más situaciones en las que sacarle partido.

Dónde y cómo colocar el Trax Pro

Ya os hemos contado dónde podemos colocar el Trax Pro, no obstante, para que veas cómo queda compartimos algunas imágenes del gadget colocado. También te dejamos algunas unas imágenes del manual, de forma que te puedas hacer una visión completa de su colocación.

Resumen, pros y contras

El mejor resumen contarte que los remolques Trax me permiten disfrutar más de la bici con las personas a las que quiero. Además son prácticos, ligeros, compactos y baratos, ¿qué más se puede pedir?

Pros

Algunos de los beneficios de estos gadgets son:

  • Buenas relación calidad precio.
  • Ligeros y compactos.
  • Diseños prácticos.

Contras

No he encontrado ningún contra en estos remolques, tan solo una advertencia con respecto al modelo Trax Pro. Si lo colocas en la tija, o incluso bajo el sillín en caso de que tengas tija telescópica, ten en cuenta el recorrido de la rueda trasera cuando se comprime el amortiguador, pues es posible que golpee al Trax. Pero esto no es problema del dispositivo en si mismo, pues ocurriría lo mismo si tuviéramos una bolsa de herramientas bajo el sillín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *